Tecnomania TV Noticias

Así era el primer GALAXY 

A estas alturas, ya hemos dicho de todo sobre el Samsung Galaxy S8, el nuevo móvil del que nadie podrá dejar de hablar hasta que se lance el próximo iPhone. Lo hemos probado,hemos visto sus accesorios,hemos imaginado cómo funcionaría como ordenador,hemos dicho que no es revolucionario y, por último, quesu seguridad puede burlarse con una fotografía.Publicidad

La importancia del Galaxy S8 es evidente para cualquiera que esté un poco metido en el mundo de la tecnología, pero en el año 2009, nadie conocía a la gama de teléfonos Galaxy. El primero de todos se llamaba Samsung I7500 Galaxy y se puede considerar perfectamente el abuelo del nuevo lanzamiento de la compañía.

El primer Galaxy llegó a los mercados internacionales en junio de 2009, contaba con un potentísimo procesador de un sólo núcleo a 528MHz, la apabullante cifra de 128MB de RAM y la ultimísima versión del casi recién estrenado sistema operativo de Google, Android 1.5 Cupcake. No tenía bluetooth, no tenía soporte para Flash, pero sí tenía una pantalla AMOLED, lo que se convertiría en un signo de identidad de los teléfonos de Samsung.

Por no tener, no tenía ni la característica interfaz de los móviles Samsung, TouchWiz, que por el año 2009 existía sólamente en los móviles de la compañía que funcionaban sobre Windows Mobile o Symbian, los dos sistemas operativos para móviles inteligentes más populares por aquel momento. Otros dos móviles de la empresa, el Omnia HD y el Omnia II, eran los niños mimados en comparación, pero el público vio en la interfaz original del Galaxy.

Aún así, el Galaxy lo tuvo muy complicado para competir, pues Android por aquel entonces era, hablando en plata, una basura. Google se vio de la noche a la mañana con un sistema operativo móvil que estaba muy por detrás de lo que Apple había conseguido con iOS y, para colmo, que estaba en un principio pensado para interfaces tradicionales, esto es, para funcionar con botones y no con pantallas táctiles capacitativas.

Publicidad

Por aquel entonces ya había pantallas táctiles en los teléfonos, ojo, pero se manejaban con un stylus. Que el Galaxy no tuviera uno y apostara por imitar lo que Apple había hecho, lejos de ser revolucionario y positivo, se vio en muchos círculos como una imitación de poca monta. Es una etiqueta que muchos han querido seguir poniendo a los teléfonos de Samsung, tras muchos pleitos por parte de ambas compañías y muchos modelos lanzados al mercado, con cada vez mayor éxito para los Galaxy.

El Galaxy I7500 fue sucedido por el decepcionante Galaxy Spica, que era menos potente y apenas tuvo éxito. Su segundo heredero, sin embargo, fue el Galaxy S, el primero de esta gama y que se lanzó en junio de 2010. Desde entonces, año tras año, Samsung fue sumando números después de la S y cosechando cada vez más éxito. En un momento dado, incluso fabricaron teléfonos para Google: el Galaxy Nexus fue quizá el más destacado entre ellos.

Lo que está claro es que si la marca ‘Galaxy’ se ha convertido en un símbolo y un referente dentro del mundo Android ha sido porque sus dispositivos han sido de calidad, porque han servido para demostrar el potencial del sistema operativo y, también, porque han estado ahí desde casi el primer día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: