Guía para hacerte el mejor selfie para Tinder (o cómo huir del autorretrato cutre frente al espejo del baño)

Like/Nope. Una decisión que se toma de un vistazo en apenas un segundo. O menos. En ese lapso de tiempo una foto de nuestro perfil en Tinder puede impulsar una decisión positiva o negativa. Podemos tenerlo todo a favor: buen trabajo, sin hijos, sin compromiso, una bonita sonrisa… pero un autorretrato mal resuelto (desenfocado, mal expuesto, mal encuadrado…) pueda dar al traste nuestra aspiración en Tinder. Ni un mísero Match.

Hay mucha ciencia detrás del autorretrato. No son fáciles. Ni siquiera un buen fotógrafo de retratos tiene porque conseguir aparecer bien en un autorretrato. No solo es cuestión de saber manejar la cámara, controlar la luz o saber posar (de partida fundamental), que sería el primer paso. Es más que eso. Es saber conectar con la mirada, mostrar naturalidad, o simplemente ofrecer una irresistible sonrisa y unos ojos brillantes.

No es una foto cualquiera. Es la que nos puede abrir la puerta a nuestra próxima relación. Sabemos que en Tinder tiene más importancia. Así que deberíamos cuidar todos los detalles para conseguir un buen autorretrato. Incluso sin tener Tinder Gold. Vamos a ver algunos consejos que nos asegurarán un mejor resultado (el Match no, pero igual es más probable), con la ayuda de algunos fotógrafos especialistas.

Errores comunes a evitar en los autorretratos para Tinder


F22a0003

A menudo encontramos que la foto de perfil en Tinder es la misma foto que se usa para Whatsapp, Instagram e incluso Facebook. Fotos desenfocadas, ropa o pelo descuidado, la luz inapropiada o incluso expresiones poco favorecedoras. Por no ahondar en esos selfies frente al espejo del cuarto de baño que muestran más del entorno (urinario incluido) que de nosotros. Nope.

Tampoco resulta fácil escoger una foto que tenemos en el móvil. A menudo seleccionamos alguna que nos hicimos en una fiesta, o en un evento donde íbamos vestidos de gala para la ocasión. Pero recortamos para que no salga el resto del grupo con el que nos hicimos la foto. El recorte es tan arbitrario que corta parte de nuestro cuerpo. Ampliamos tanto para escoger el rostro que la foto está pixelada. Nope.

Mostrar lo que no somos. Es otro fallo frecuente. No hay nada peor como mostrar una imagen que no tiene nada que ver con nuestra realidad. Para eso, Paola Rojas(@paolarojash en Instagram), fotógrafa y directora de arte colombiana, nos indica claramente:

«Proyectar algo que no eres: sé que todos queremos mostrar nuestro mejor lado pero hay una delgada línea en mostrarse estéticamente y mentir. Por eso es mejor evitar retocarse o modificar partes de nuestro cuerpo que no nos gusten. Al final muchas personas en Tinder quieren encuentros reales con personas reales, no con un filtro de perrito».

Consejos técnicos para mejorar

Aunque lo apostemos todo a automático (que a menudo resuelve bien) no está de más tener en cuenta algunos aspectos técnicos que podemos cuidar para mejorar nuestros autorretratos:

  • Cuidar la composición: no hace falta ser un gran experto, simplemente pongamos sentido común y no cortemos partes del cuerpo ni la cara. Evitando que estemos rodeados de objetos que quiten relevancia a nuestro rostro. Evitar todo lo que distraiga. Por supuesto, si el fondo es neutro y hace buen contraste con el color de nuestro pelo y ropa, pues mucho mejor, lograremos que el retrato destaque.

  • Si apostamos por el móvil, ya sabemos que la cámara delantera suele ser menos capaz que las traseras. A menudo tiene un objetivo menos luminoso, así que solo tenemos que compensarlo seleccionando un lugar con la mejor luz natural posible. Olvidemos el flash y nos aseguramos que el enfoque se realiza a nuestro rostro. Luego solo falta poner el autodisparador o temporizador para que tome la captura tras unos segundos y así nos da tiempo a prepararnos y no tener que estar pendientes de pulsar el botón. Aunque si apoyamos el móvil en un lugar seguro seguro, mucho mejor, nos aportará más estabilidad y asegurará mayor nitidez. 

  • A menudo tenemos que realizar algún retoque a nuestra captura: para hacer un pequeño recorte, para mejorar el contraste o ajustar el brillo. Para ello podemos apostar por aplicaciones tan eficaces como Snapseed (disponible para Androide iOS), Photosphop Fix (también para Android e iOS), entre otras. 

Pero… ¿cómo debemos posar para un autorretrato? ¿hay alguna clave?

Rebeca Cygnus, artista visual y fotógrafa (@rebecacygnus) especialista en autorretratos (y confiesa que durante un tiempo usuaria de Tinder) nos da algunas indicaciones precisas: «lo principal es la naturalidad ante todo. Tanto en la actitud, como en la pose. Por lo que conviene evitar posiciones rígidas, manos tensas, expresiones faciales forzadas…».

«LO PRINCIPAL ES LA NATURALIDAD ANTE TODO. TANTO EN LA ACTITUD, COMO EN LA POSE. POR LO QUE CONVIENE EVITAR POSICIONES RÍGIDAS, MANOS TENSAS, EXPRESIONES FACIALES FORZADAS…»

Y detalla: «También es aconsejable no pegar ciertas zonas del cuerpo como los brazos al cuerpo o el cuello a la barbilla. Sobre todo, las manos son un claro espejo de la naturalidad de una pose. Unas manos rígidas y tensas pueden quitarle toda la naturalidad a la imagen».

Así que ya sabemos, ensayemos cómo colocar las manos. A menudo es un buen consejo mantenerlas ocupadas, apoyadas… pero nunca de forma forzada. Buscando una postura natural, que solamos tener cuando estamos relajados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.