Android

Inicio Android

LG G6: ¡Hola, pantalla!

0

LG ha demostrado durante los últimos años que es capaz de tomar algunas decisiones atrevidas con sus smartphones tope de gama: desde trasladar todos los controles a la parte trasera hasta curvar la carcasa o apostar por un diseño modular. No todas estas apuestas le han salido bien, pero ha sabido identificar cuáles sí lo han hecho para mantenerlas una generación tras otra y prescindir del resto. 

Así, en su recién estrenado LG G6, la coreana ha abandonado el sistema de módulos que proponía el año pasado y, en su lugar, ha decidido hacer énfasis en la pantalla. Su primera medida ha sido integrar una de 5,7 pulgadas en el tamaño que habitualmente tiene un móvil con pantalla de 5,2 pulgadas. ¿Cómo? Reduciendo al máximo los marcos, que casi desaparecen en los laterales. Es una diferencia que se nota en el día a día: sobre todo se agradece la posibilidad de disfrutar de los beneficios de una superficie de visualización tan amplia sin los inconvenientes de un teléfono de grandes dimensiones. 

Pantalla alargada

Esta pantalla es el doble de alta de que ancha: en ella caben dos cuadrados de las mismas dimensiones, una característica que LG ha explotado en el campo del software, como veremos más adelante. Este ratio (18:9 o, lo que es lo mismo, 2:1) no es habitual, aunque la firma defiende su utilidad al navegar por Internet o en redes sociales por la mayor cantidad de información que muestra, y durante la visualización de series y películas por su capacidad para ofrecer una experiencia más inmersiva. La realidad es que todavía es complicado localizar contenidos multimedia con este formato, aunque no imposible: Netflix y Amazon ofrecen algunas de sus producciones, como Stranger Things, House of Cards o Transparent. 


Salvo por estas excepciones, no queda otra que adaptar los contenidos panorámicos tradicionales (en un formato 16:9). Hay dos opciones: verlos tal cual y, por lo tanto, con unas bandas negras a los lados que rellenan los píxeles sobrantes; o escalar el contenido, haciendo que perdamos parte de la información. Algo similar ocurre con las aplicaciones —exceptuando las preinstaladas, que están adaptadas— aunque, en este caso, podemos aprovechar las bandas negras para que no se tape ninguna zona de la imagen cuando aparecen los característicos botones virtuales del menú. 
En cuanto a la calidad de imagen, LG G6 presume de ser el primer smartphone compatible con Dolby Vision, un estándar HDR (High Dynamic Range) que, como HDR 10 —con el que también es compatible— ha sido pensado para visualizar una gama más amplia de colores y todos los detalles, tanto en las zonas más oscuras como en las más brillantes. A través de él, busca enriquecer la reproducción de contenidos multimedia. Al igual que ocurría con los contenidos para el formato de pantalla 18:9, los disponibles en HDR son limitados, aunque es cierto que cada vez son más las películas, series y documentales disponibles con esta calidad, incluso en plataformas como Netflix y Amazon. 
Esta tecnología, junto con una resolución de 2.880 x 1.440 píxeles (QHD+), consigue que la visualización de contenidos sea estupenda: buenos niveles de contraste, una representación de color muy positiva, ángulos de visión al nivel de otros modelos y un brillo que permite verla al sol sin problema.
Perfectamente integrada

Por lo demás, la pantalla queda muy bien integrada en el terminal, con las esquinas redondeadas creando simetría con los bordes curvados del teléfono. Este diseño, según la coreana, hace que se aumente su resistencia en el caso de caídas. Además, el smartphone tampoco resultará dañado si se moja debido a que, gracias al estándar IP68, puede sumergirse a metro y medio de profundidad durante media hora. Como complemento —aunque no lo hemos probado de primera mano— LG afirma que el dispositivo ha superado pruebas de alta temperatura y de penetración de clavos. 
Por lo demás, la pantalla queda muy bien integrada en el terminal, con las esquinas redondeadas creando simetría con los bordes curvados del teléfono. Este diseño, según la coreana, hace que se aumente su resistencia en el caso de caídas. Además, el smartphone tampoco resultará dañado si se moja debido a que, gracias al estándar IP68, puede sumergirse a metro y medio de profundidad durante media hora. Como complemento —aunque no lo hemos probado de primera mano— LG afirma que el dispositivo ha superado pruebas de alta temperatura y de penetración de clavos. 
LO MEJOR Y LO PEOR

Lo mejor:

– Diseño plano

– Calidad de la doble cámara
– Pantalla

Lo peor:

– Precio

– Procesador

– Ausencia de efectos en la cámara
Si en la parte delantera destaca la disminución de los marcos, en la trasera lo hacen dos elementos. En primer lugar, el botón de encendido y apagado (que incorpora el lector de huellas) que sigue ubicado en esta zona, como en los últimos modelos de gama alta de la firma. En segundo lugar, la doble cámara, que no sobresale en absoluto del diseño general: el terminal es plano por delante y por detrás. 


Como en el G5, LG ha apostado por incluir dos cámaras para capturar imágenes en gran angular. Ambas tienen una resolución de 13 megapíxeles, pero es prácticamente lo único que comparten: la más “tradicional” de las dos dispone de una apertura de f1.8, estabilización óptica y un ángulo de 71º; mientras que la que permite obtener imágenes en formato gran angular (125º) posee f2.4. De esta forma, es con la primera con la que se obtienen imágenes más luminosas, pero con la segunda se capta más escenario. A efectos prácticos, elegir entre una y otra es tan sencillo como pulsar sobre un icono en la interfaz de la cámara, incluso durante la grabación de vídeo (que realiza en 4K). 
Gracias a esta combinación, se consiguen fotos ricas en detalles, con colores realistas y buen contraste. También son admirables los resultados en las capturas nocturnas o en entornos con poca luz. 
Buena parte de las mejoras en la cámara se deben al software y a las posibilidades que proporciona una pantalla de estas características. De esta manera, LG pone a disposición del usuario un completo abanico de controles manuales y algunas características como un “modo cuadrado” que divide la pantalla en dos: en el superior se muestra la imagen real que estamos enfocando y que se captura en formato 1:1 (el que emplean redes sociales como Instagram o Snapchat), y en el inferior aparece la vista previa de la fotografía, aunque también permite desplazarse por la galería, enviar la imagen, editarla… Además, es posible emplear esta división para conseguir fotografías con la misma composición, crear un collage o unir dos fotografías. 
A nivel de software solo echamos en falta una mayor variedad de funciones de la doble cámara: hubiera sido muy interesante que permitiera aplicar un efecto automático de desenfoque del fondo como el que creó Apple para su iPhone 7 Plus y que ya han comenzado a integrar otros fabricantes en sus modelos. 

Así era el primer GALAXY 

0

A estas alturas, ya hemos dicho de todo sobre el Samsung Galaxy S8, el nuevo móvil del que nadie podrá dejar de hablar hasta que se lance el próximo iPhone. Lo hemos probado,hemos visto sus accesorios,hemos imaginado cómo funcionaría como ordenador,hemos dicho que no es revolucionario y, por último, quesu seguridad puede burlarse con una fotografía.Publicidad

La importancia del Galaxy S8 es evidente para cualquiera que esté un poco metido en el mundo de la tecnología, pero en el año 2009, nadie conocía a la gama de teléfonos Galaxy. El primero de todos se llamaba Samsung I7500 Galaxy y se puede considerar perfectamente el abuelo del nuevo lanzamiento de la compañía.

El primer Galaxy llegó a los mercados internacionales en junio de 2009, contaba con un potentísimo procesador de un sólo núcleo a 528MHz, la apabullante cifra de 128MB de RAM y la ultimísima versión del casi recién estrenado sistema operativo de Google, Android 1.5 Cupcake. No tenía bluetooth, no tenía soporte para Flash, pero sí tenía una pantalla AMOLED, lo que se convertiría en un signo de identidad de los teléfonos de Samsung.

Por no tener, no tenía ni la característica interfaz de los móviles Samsung, TouchWiz, que por el año 2009 existía sólamente en los móviles de la compañía que funcionaban sobre Windows Mobile o Symbian, los dos sistemas operativos para móviles inteligentes más populares por aquel momento. Otros dos móviles de la empresa, el Omnia HD y el Omnia II, eran los niños mimados en comparación, pero el público vio en la interfaz original del Galaxy.

Aún así, el Galaxy lo tuvo muy complicado para competir, pues Android por aquel entonces era, hablando en plata, una basura. Google se vio de la noche a la mañana con un sistema operativo móvil que estaba muy por detrás de lo que Apple había conseguido con iOS y, para colmo, que estaba en un principio pensado para interfaces tradicionales, esto es, para funcionar con botones y no con pantallas táctiles capacitativas.

Publicidad

Por aquel entonces ya había pantallas táctiles en los teléfonos, ojo, pero se manejaban con un stylus. Que el Galaxy no tuviera uno y apostara por imitar lo que Apple había hecho, lejos de ser revolucionario y positivo, se vio en muchos círculos como una imitación de poca monta. Es una etiqueta que muchos han querido seguir poniendo a los teléfonos de Samsung, tras muchos pleitos por parte de ambas compañías y muchos modelos lanzados al mercado, con cada vez mayor éxito para los Galaxy.

El Galaxy I7500 fue sucedido por el decepcionante Galaxy Spica, que era menos potente y apenas tuvo éxito. Su segundo heredero, sin embargo, fue el Galaxy S, el primero de esta gama y que se lanzó en junio de 2010. Desde entonces, año tras año, Samsung fue sumando números después de la S y cosechando cada vez más éxito. En un momento dado, incluso fabricaron teléfonos para Google: el Galaxy Nexus fue quizá el más destacado entre ellos.

Lo que está claro es que si la marca ‘Galaxy’ se ha convertido en un símbolo y un referente dentro del mundo Android ha sido porque sus dispositivos han sido de calidad, porque han servido para demostrar el potencial del sistema operativo y, también, porque han estado ahí desde casi el primer día.

La mejor pantalla del mercado según DisplayMate es la del Samsung Galaxy S8

1

El pasado 29 de marzo, los chicos de Samsung presentaron de forma oficial el nuevo Galaxy S8 y S8+, unos dispositivos sin bordes laterales con unas pulgadas de 5,7 y 6,2 respectivamente. DisplayMate ya ha tenido la oportunidad de hacerse con una unidad y ha realizado un completo análisis del mismo obteniendo la puntuación más alta hasta el momento.

La pantalla del S8 es la más innovadora y la que más alto rendimiento ha ofrecido desde que inició la aventura la compañía, por lo que la puntuación que ha obtenido es A+, la máxima que puede ofrecer la compañía. Entre las características que le han permitido a Samsung obtener esta puntuación encontramos:
El máximo brillo en un smartphone con 1.020 nits

Gama de color nativa con el 113% del estándar de imágenes en movimiento DCI-P3

227 puntos de contraste en luz ambiental.

La resolución más grande en una pantalla según su tamaño: 2960×1440

El porcentaje de variación de brillo según el ángulo de visión es del 29%.

La respuesta a los reflejos es de tan solo 4,5%

El iPhone 7, este ofreció unos resultados de 602 bits si hablamos del brillo máximo de la pantalla, una gama de colores propia de un monitor 4k, el ratio de contraste es de 1762 y el porcentaje de reflejos se sitúa en el 4,4%.El iPad Pro gracias a su capa anti-reflejante nos ofrece un porcentaje mucho más ajustado, 1,7%.

WhatsApp añadirá localización en tiempo real a los chats individuales

0

De acuerdo con WABetaInfo, la cuenta de Twitter especializada en anticipar las próximas novedades de WhatsApp, la beta para Android 2.17.150 incluye una funcionalidad que permite a los usuarios activar la localización en tiempo real en los chats individuales.
A finales del pasado mes de enero nos hicimos eco de WhatsApp iba a añadir una nueva función en los grupos que permitiría compartir la geolocalización en tiempo real con los contactos que formaran parte del mismo. La opción estaría desactivada por defecto, de manera que solo se mostraría la ubicación en tiempo real en caso de que el usuario lo desee, y está pensada no para permitir que tus contactos te espíen, sino para facilitar que os encontréis en lugares concurridos. 

No obstante, a pesar de que la función está desactivada de manera predeterminada, son muchos los usuarios a los que no les gusta la idea de que los contactos puedan conocer el punto exacto en el que se encuentran, ya que temen poder activarla por error y poner en riesgo su privacidad. 
Estos son los móviles más interesantes que han llegado a Amazon en los últimos 30 días

Ahora, WABetaInfo revela que la localización en tiempo real de WhatsApp se extiende también a las conversaciones individuales en la versión beta de Android 2.17.150. De acuerdo con la imagen que han publicado en su cuenta de Twitter, la nueva función permitiría compartir la ubicación en directo con otras personas de manera individualizada a través de las opciones de la pantalla de información del contacto. Es decir, que solo sabrá nuestro paradero la persona con la que activemos la función y no toda nuestra lista de contactos.


Como puedes ver en la imagen, la función Live Location se sumaría a las opciones de silenciar y de notificaciones personalizadas, pero al igual que en el caso de los grupos estaría desactivada por defecto. Respecto a sus opciones de configuración, es de esperar que también se pueda ajustar para compartir la localización durante un tiempo determinado (uno, dos o cinco minutos), así como de forma indefinida.

Apple Music se actualiza en Android

0

En el día de hoy, todos aquellos usuarios de Android que utilizan Apple Music están de enhorabuena, la firma de Cupertino acaba de actualizar su aplicación en este sistema operativo con importantes novedades bajo un nuevo y renovado aspecto visual, que es muy parecido al que podemos ver en iOS 10. En este artículo te lo contamos con detalle.
Nuevo diseño en Android ya introducido en septiembre con iOS 10
Apple acaba de lanzar una actualización en Android para todos aquellos usuarios que utilizan Apple Music a través del sistema operativo de la gran “G” con un nuevo diseño, esta novedad intenta imitar el aspecto visual que ya dispone Apple Music dentro de iOS. La nueva versión 2.0 lanzada en el día de hoy viene a incorporar la interfaz introducida por Apple en su servicio de música el pasado mes de junio cuando presentó iOS 10 en la pasada WWDC.
Apple Music registra mejores números mensuales en usuarios que Spotify
Una interfaz más minimalista, más práctica y más sencilla para todos aquellos usuarios que tengan este servicio de música en streaming. Tal y como especifica la propia Apple en las novedades de la versión 2.0, estamos ante una mayor claridad y simplicidad de Apple Music. Nuevas novedades, nuevas funciones y todo bajo la misma “fachada” que en iOS 10.
Al igual que en iOS 10, Apple Music para Android ofrece un aspecto más limpio con nuevas secciones mejor organizadas como “Biblioteca”, “Para ti”, “Examinar” y “Radio”. También se incluyen las características de iOS 10, como la posibilidad de leer las letras de las canciones y una sección donde Apple nos recomendación canciones según nuestros gustos y reproducciones.


Novedades de Apple Music 2.0 Android
Un nuevo diseño que aporta mayor claridad y simplicidad a Apple Music para Android:
Lee letras de canciones mientras escuchas.

“Biblioteca”. Navega fácilmente por tu música y ve la música descargada que puedes reproducir sin una conexión de datos.

“Para ti”. Obten recomendaciones sobre listas de reproducción, álbumes y más, basándose en la música que más te gusta.

Escucha primero las nuevas canciones y álbumes, además de listas de reproducciones para cualquier estado de ánimo o actividad.

“Radio”. Sintoniza Beats 1 y escucha estaciones para cualquier género.

Con el rediseño, los clientes de Apple Music que se suscriban y usen el servicio en dispositivos Android e iOS tendrán una experiencia optimizada. Apple Music ha estado disponible para dispositivos Android desde noviembre de 2015, y sigue siendo una de las únicas aplicaciones para Android que Apple ha desarrollado hasta la fecha. Lo que no cabe duda es que Apple se ha adaptado al ritmo de actualizaciones en el sistema operativo de la competencia, porque todas estas novedades están disponibles en iOS y macOS desde el pasado mes de septiembre.