«Gracias, mamá»: la nueva reacción (temporal) de Facebook

Facebook se ha llenado de flores moradas. Aunque en un principio parezca que es consecuencia de la llegada de la primavera, realmente, es una reacción temporal de la red social para celebrar el Día de la Madre, que se celebra el próximo domingo.

«Gracias», como se ha bautizado esta interacción, estará disponible hasta el mismo domingo en 80 países, entre ellos España. Eso sí, pese a lo divertido de la cuestión, la opción será temporal. Después de esa fecha desaparecerá. El año pasado los usuarios ya tuvieron la oportunidad de utilizarla porque la red social quiso probar la funcionalidad de reacciones temporales para determinados eventos. Una iniciativa muy similar a la que sigue Google con sus Doodle.

De hecho, se esperaba que a raíz de esta flor, la red social creara más iconos para cada situación como el Día del Padre, el Día del Planeta. Sin embargo, por ahora en España, solo este día ha sido escogido para añadir una nueva interacción. En febrero, la herramienta Reactions de Facebook cumplió su primer año. Pese a las dudas iniciales, desde entonces los usuarios la han utilizado un total de 300.000 millones de veces en publicaciones, según datos de la propia compañía.

Las reacciones suponen una evolución del tradicional icono del pulgar hacia arriba que Facebook ha querido popularizar en internet desde sus comienzos. Pero la empresa fundada por Mark Zuckberberg decidió el pasado año que se podía alargar y ofrecer nuevas formas de interactuar con las publicaciones de los contactos. Y de ahí nacieron «Me Encanta», «Me Entristece», «Me Enfada», «Me Divierte» y «Me Asombra», que ofrecen, según los análisis previos de la compañía, nuevas formas para presentar sentimientos.

Escasa adopción

Pese a la euforia inicial, su utilización tampoco ha tenido el efecto esperado en la comunidad. Según datos recogidos por las firmas de análisis como UserTesting o Quintly los usuarios no suelen utilizar estos iconos, siendo el del corazón el que más adopción ha cosechado. Con todo, el tradicional «Me Gusta» sigue siendo la fórmula preferida.

Facebook también jugó al despiste con un «emoji» controvertido pero, a su vez, demandado por sus usuarios, «No me gusta». La idea no agradaba demasiado a su fundador, pero finalmente se ha estado probando en el servicio de chat, Messenger, aunque se desconoce si finalmente se integrará dentro de las reacciones. Lo cierto es que a pesar de los malos resultados obtenidos por estos elementos, el crecimiento de los vídeos en directo -una de las grandes apuestas de la compañía- pueden contribuir a popularizar esos botones.

¿Buscas una contraseña segura? Esta niña las vende por tres euros

Mira Modi, de 11 años, se ha montado su propio negocio generando claves robustas en base al sistema Diceware

«Soy un estudiante de sexto grado de Nueva York. Este es mi primer negocio (sin tener en cuenta los puestos de limonada ocasionales). pero estoy muy emocionada por ello». Así es que como se describe Mira Modi, una niña cuyo «empleo» sorprende al mundo: hace poco más de un mes que se dedica a vender contraseñas seguras por solo tres dolares (menos de 3 euros).
Desde su página web, Dicewarepasswords, comercializa las claves que le solicitan sus clientes para tener a salvo su correo electrónico o cuenta bancaria. No hay que olvidar que una de las máximas en seguridad informática es tener contraseñas robustas, de al menos 8 caracteres en las que se combinen números y letras.

La joven de 11 años crea las claves en base al sistema Diceware, desarrollado por Arnold G. Reinhold. Tal y como explica Mira Modi en su web, este método permite «crear contraseñas seguras y fáciles de recordar, pero extremadamente difíciles de descifrar para los ‘hackers’».

«Crear contraseñas seguras y fáciles de recordar, pero extremadamente difíciles de descifrar para los ‘hackers»

Según cuenta, las contraseñas necesitan reunir dos características para que nadie las descifre: han de ser únicas y estar dotadas de entropía. «Los estudios han demostrado que la mayoría de la gente no es muy buena a la hora de pensar en claves», indica. Con Diceware, sin embargo, Mira Modi es capaz de generar contraseñas robustas y seguras. Para ello, lleva a cabo un proceso:

En primer lugar, tira un dado de seis caras cinco veces y anota cada número.

Posteriormente, consulta el listado de Diceware, compuesto de 7.776 palabras cortas. Al lado de cada palabra hay un número de cinco dígitos, y cada dígito oscila entre 1 y 6. Busca la correspondencia entre la secuencia numérica y el listado hasta generar una frase. La pequeña genera contraseñas tras la combinación de seis palabras que envía por correo postal de manera confidencial y que nadie puede abrir sin sin una orden de registro, cuenta.

A Mira Modi se le ocurrió poner en marcha este negocio después de que su madre, la popular periodista y escritora Julia Angwin, le encargase que le ayudara en su libro «Dragnet Nation», sobre seguridad y privacidad. La pequeña, que había aprendido el método Diceware por sí sola, aportó sus conocimientos en la investigación de su madre. Después, decidieron lanzar la empresa.

Facebook contratará a 3.000 personas para frenar el contenido violento

Facebook va a añadir 3.000 personas a su plantilla para revisar los vídeos de la red social. Después de sucesivas y bochornosas emisiones, Mark Zuckerberg, su consejero delegado, ha anunciado en su perfil la decisión de añadir un alto número de empleados, humanos, para tratar de frenar las emisiones de suicidios, tiroteos y asesinatos en tiempo real.

En las últimas semanas Facebook ha visto cómo su plataforma se ha convertido en un nicho de violencia en tiempo real. Los Live, vídeos emitidos en directo desde el móvil, difundidos con facilidad y una gran dosis de viralidad y una de las grandes apuestas de la red social para mantener a los usuarios dentro de su servicio, tienen algunas aristas. En Tailandia un padre mató a su hija de 11 meses y después se suicidó. El asesinato se emitió en directo, no así el desenlace final.
El mes pasado Steve Stephens, de Cleveland, asesinó a Robert Godwin Sr, de 74 años. Antes había confesado sus planes, en la misma plataforma, con otro vídeo en directo. Después, también se suicidó.

“Me parte el corazón cuando veo vídeos así. Nos hacemos daño a nosotros mismos, a otros…”, ha publicado en su perfil.

El directivo desveló que ya cuenta con 4.500 personas que revisan los vídeos y que esta nueva hornada de supervisores de contenido se contratará a lo largo del año. Algo que, a su parecer, es un plazo corto. “Si queremos hacer que la comunidad esté segura, tenemos que responder con agilidad. Además, vamos a trabajar para que sea más fácil denunciar y que podamos tomar medidas más rápido. Ya sea para ayudar a alguien que lo necesita o dar de baja un mensaje de inmediato”, añade.
La primera en responder a esta medida ha sido Sheryl Sandberg, la número 2 del servicio, con un mensaje de apoyo: “Nuestra prioridad número uno es mantener segura a la gente. No vamos a parar hasta que lo hagamos bien”.

«Nuestra prioridad número uno es mantener segura a la gente. No vamos a parar hasta que lo hagamos bien»

El propio Zuckerberg se disculpó durante su conferencia anual. Reconoció la lentitud para reaccionar. La contratación de 3.000 personas es la primera reacción a su gran quebradero de cabeza, pero no la única. Desde el punto de vista tecnológico quieren añadir patrones de reconocimiento de imágenes que les ayuden a revisar antes y, en caso de ser necesario, avisar a las autoridades. “En primer lugar, nadie debería pasar por una situación así, pero si pasa, que sepan que estamos aquí para ayudar”, concluye.

Twitter cambia el icono de estrella en cada tuit y lo reemplaza con un corazón

Las estrellas se van de Twitter: el servicio de mensajes cortos decidió retirar el icono de la estrella que se encuentra en cada tuit y lo reemplazó con un corazón. Twitter Inc. informó el martes que hizo el cambio porque la estrella puede confundir a los nuevos usuarios y el corazón es más conocido universalmente. Antes del cambio, dar clic en la estrella marcaba un tuit como «favorito». Ahora, con el corazón significa «me gusta». La empresa con sede en San Francisco trata de facilitar su servicio para atraer a nuevos usuarios. El mes pasado lanzó un canal donde se juntan videos, fotos e historias para que los tuiteros puedan encontrar los mejores temas más rápido. El cambio para hacer más sencillo Twitter llega de la mano con el cofundador Jack Dorsey, quien fue nombrado director general el mes pasado.

Ver más en: http://www.20minutos.com/noticia/27446/0/twitter/cambia-icono-estrella-tuit-favorito/reemplaza-corazon/#xtor=AD-1&xts=513357

Facebook prueba un proyecto de mensajería que se autodestruye en una hora

La red social Facebook ha puesto en marcha un proyecto de mensajería efímera, al estilo Snapchat, con mensajes que se autodestruyen revelóEuropa Press. La prueba se ha puesto en marcha en Francia, para usuarios de Android e iOS del Facebook Messenger. Los mensajes se autodestruyen en una hora tras ser enviados. Para activar esta funcionalidad, los usuarios tienen que pulsar sobre un icono de reloj de arena en la esquina superior derecha de la pantalla de la aplicación. La desactivación funciona igual. En 2013, la compañía fundada por Steve Zuckerberg intentó comprar Snapchat por 3.000 millones de dólares, pero sus fundadores rechazaron la oferta. Facebook no ha confirmado.

Facebook y Tesla: conectar el cerebro a la máquina

Realidad o ficción. Tal vez estemos más cerca de la primera que de la segunda. Uno de los objetivos que se marca la industria de la tecnología es hacer del cerebro humano un órgano más inteligente. Más listo. Más completo. ¿Acaso se ha llegado a su límite? Cuando uno saca a relucir esta pregunta, de pronto, siempre hay alguien que apela al mito, erróneamente atribuido al científico Albert Einstein, sobre que los seres humanos solo utilizamos únicamente el 10% de nuestro cerebro.

Un creencia popular muy extendida y arraigada, pero que apunta a que, con entrenamiento, podemos mejorar nuestra inteligencia. El camino que han empezado a explorar firmas del sector es llevar a la sociedad algún tipo de aparato o accesorio para activar y utilizar ciertas prestaciones del cerebro. Existe una corriente dentro de la investigación neurocientífica que se muestra a favor de del transhumanismo, de la mejora humana, y de dar un nuevo impulso en la evolución hasta alcanzar llegar a lo que se ha denominado el posthumano, una «producto» humano basado en la neurociencia y la robótica. ¿Matrix?

Ya han comenzado algunas pruebas. Elon Musk, fundador de admiradas empresas como Tesla, tiene un nuevo juguete, Neuralink, una firma de investigación que propone conectar el cerebro a un ordenador en cuestión de cuatro años. ¿Para qué, se preguntarán? El objetivo primordial sin embargo tiene tintes filantrópicos. La idea del magnate sudafricano es poner el foco en la salud, utilizar la tecnología para ayudar a personas con lesiones cerebrales graves, es decir, acabar con las enfermedades neurodegenerativas. Pero, en la lejanía, puede contribuir al bienestar y comodidad de personas mentalmente sanas.

Para ello, según expuso la compañía en la presentación del proyecto, requiere de una interfaz que vincula, mediante unos sensores neuronales, a la persona directamente con el ordenador, permitiendo interactuar con ciertos programas son el empleo e interpretación de las ondas cerebrales. Una propuesta que desde hace décadas se está investigando en el campo de la neurociencia pero que, ahora, con la irrupción de empresas tecnológicas se puede decir que quieren anticiparse a un futuro en donde existan (tal vez en cinco o diez años) algún tipo de «gadget» comercial.

Musk no está solo en esta aventura. De la mano de una antigua directora de DARPA -la agencia de proyectos de investigación militar de EE.UU., Facebook ha puesto rumbo a un futuro conectado entre el cerebro y la máquina. Para ello, según desveló recientemente el propio Mark Zuckerberg, fundador, dueño y jefe de la multinacional americana, se requerirá de un aparato en forma de visor que, mediante una serie de sensores, traducirán los impulsos cerebrales en códigos comprensibles para un sistema informático.

Gracias a este invento, los responsables del proyecto creen que están en condiciones de asegurar que en cuestión de dos años una persona, con solo pensar una frase, automáticamente se escribirá en el ordenador. La ambición (sin límites) de la empresa que nació como una simple red social en 2004 es generar hasta cien palabras por minuto, un hito teniendo en cuenta que una persona, con sus dedos sobre la pantalla táctil de un teléfono móvil, puede escribir unas 27 palabras por minuto. Cuatro o cinco veces más rápido.

En 2012, un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan lograron fabricar un cable capaz de enchufar directamente el cerebro humano a una computadora. El ingenio era, sobre el papel, tan preciso que podía conectarse, incluso, a células individuales. También otro ingenioso proyecto supuso, en 2015, un prometedor paso. Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) desarrollaron un método para estimular el cerebro mediante campos magnéticos sin necesidad de implantes ni de pasar por el quirófano, simplemente inyectando diminutas partículas magnéticas (nanopartículas).

Conectar el cerebro a una máquina es toda una realidad. Desde hace ya varios años se está trabajando en este campo y son muchos los grupos de investigación que dedican esfuerzo en intentar mejorar la interacción entre el cerebro y una máquina, como puede ser un ordenador. Sin embargo, hay que matizar que no siempre es sencillo, y todo depende de cómo se va a llevar a cabo el control”, asegura en declaraciones a ABC Ricardo Ron, Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad de Málaga, quien sostiene sin embargo que “para poder controlar una máquina a través del cerebro es necesario poder tener cierto control de nuestras propias señales cerebrales”.

En su opinión, para poder. ejercer ese control, existen varias opciones. En un primer caso -relata- se puede ejercer un control voluntario de nuestras señales cerebrales de manera bastante efectiva pero para ello debemos esperar a que se produzca algún tipo de estímulo externo (como un flash luminoso). Dicho estímulo externo será generado por algún dispositivo. Estos sistemas funcionan muy bien y tienen como principal aplicación el que una persona pueda controlar un teclado virtual a través de las señales cerebrales con la finalidad de escribir palabras y frases.

Pero también -continúa- en un segundo caso cabe la posibilidad de modificar las señales cerebrales sin necesidad de ningún estímulo externo, sólo a través del pensamiento. “En efecto, llevando a cabo determinadas tareas mentales se puede ejercer cierto control de nuestras señales cerebrales. Estas tareas pueden ser imaginar movimientos de las manos, de los pies, realizar una operación matemática mentalmente, …) En este caso, estos sistemas son mucho más complejos de controlar, se requiere bastante entrenamiento y, por lo general, las señales de control suelen ser muy limitadas. Se sigue trabajando actualmente mucho para intentar mejorar esta interacción”, apunta este experto.

Este experto apunta además posibles usos de estos sistemas informáticos. “Teniendo en cuenta que el control de estos sistemas no es siempre evidente, uno de los usos más interesantes sería para dotar de un canal de comunicación y control a personas que sufren importantes deficiencias en sus funciones motoras”. Es el caso de los pacientes que sufren, por ejemplo, de Esclerosis Lateral Amiotrófica, los cuales pueden encontrarse totalmente paralizados. “Al no poder mover ningún músculo de su cuerpo, estos sistemas permitirían a estos pacientes poder ejercer cierto control sobre un dispositivo a través de sus señales cerebrales. A partir de aquí, las aplicaciones pueden ser infinitas, pero es verdad que siempre que se pueda controlar algún músculo del cuerpo, hay otros sistemas más eficientes en comparación con una interfaz cerebro-computadora”, reconoce.

A vueltas con el «biohacking»

Estos proyectos que tantas líneas de texto dejan tras de sí en artículos y reportajes y sorprenden a cualquiera, sugieren una cara más sombría. ¿Será posible, entonces, «espiar» la mente humana? ¿Lo que piensan? No es descabellado, pues, que determinados expertos en bioética como el profesor de la Universidad de Zurich Roberto Adorno hayan manifestado sus duda sobre estos sistemas cognitivos. Al igual que él, Marcello Ienca, de la Universidad de Basilea (Suiza), han propuesto en un artículo en Life Sciences, Society and Policy una actualización de la carta de Derechos Humanos para añadir una nueva cláusula: el «hackeo» de mentes.

Los álbumes de Instagram, la última novedad de la red social

Instagram ha anunciado hoy la posibilidad de organizar las publicaciones guardadas en distintas colecciones. A partir de ahora el usuario podrá crear y asignar un nombre a una colección nueva cuando guarda una publicación o añadirla a una ya creada.
«Basta con mantener presionada la publicación guardada para añadirla a una colección privada nueva o existente. Recuerda que tus colecciones son privadas y solo tú podrás verlas», explican desde la red social.


La compañía segura que desde que introdujo la posibilidad de guardar publicaciones el pasado diciembre, cerca de la mitad de los usuarios en Instagram (46%) han guardado al menos una publicación.
Los álbumes de Instagram, la última novedad de la red social

Estas actualizaciones están disponibles para iOS y Android como parte de la versión 10.16 de Instagram.

Snapchat no quiere crecer en países pobres «como India o España»

A pesar de que Snapchat ha ralentizado su crecimiento desde la aparición de Instagram Stories en agosto del año pasado, cuenta con más de 158 millones de usuarios en el mundo, un gran porcentaje de ellos en España. Sin embargo, al CEO de la compañía, Evan Spiegel, parece no importarle la proyección internacional hacia este país.
«Esta app es para gente rica, no quiero que se expanda por países pobres como India o España», aseguró Spiegel en 2015 según Anthony Pompliano, una importante figura de Facebook que Snapchat contrató ese año y que solo duró tres semanas en su puesto.

El CEO de la compañía, Evan Spiegel. / Efe


Sus declaraciones han salido a la luz porque la demanda que Pompliano interpuso ante Snapchat por todos los problemas que tuvo y que le llevaron a abandonar prematuramente la empresa se ha hecho pública ahora.

Evan Spiegel, CEO de la compañía, responde así a un trabajador que le recomendaba buscar crecimiento internacional de usuarios, según una demanda judicial que se acaba de hacer pública

Adenás, la demanda incluye que la compañía exageraba los datos de usuarios y que la mayoría de altos ejecutivos e inversores estaban «totalmente desinformados» de las métricas reales. Según Pompliano, la compañía estaba engañando a los anunciantes con ayuda de personal clave.
Según la denuncia, además de métricas inapropiadas que daban un recuento irreal de usuarios diarios, Snapchat aseguraba que el 87% terminaba el registro en la app, cuando no superaba el 40%, y decían que mantenían al 40% de los nuevos registros cuando la realidad era que bajaban del 20%. La respuesta de los abogados de Snap es que el denunciante y sus abogados «simplemente se están inventando las cosas».
Así, mientras que Pompliano solicita una indemnización por parte de Snapchat debido a pérdidas prospectivas de empleo en el sector tecnológico, la compañía se defiende tachando las palabras de “las de un extrabajador rencoroso” a través de un representante.

Instagram Stories ahora es más popular que el propio Snapchat

Mark Zuckerberg acaba de hacer realidad un sueño que llevaba persiguiendo desde el año 2012. Las historias de Instagram ya han superado en número de usuarios activos al día a Snapchat, la app que durante años ha sido el objetivo a derrotar del creador de la red social Facebook.
Tras solamente ocho meses de vida, después de que allá por el mes de agosto del año pasado Instagram hiciera una copia descarada de las historias efímeras de Snapchat, Instagram Stories ha alcanzado la cifra de los 200 millones de usuarios activos al día. Tras igualar las cifras de Snapchat a comienzos del año, las historias de Instagram acaban de adelantar a una aplicación que recordemos que lleva más de cinco años en el mercado.
Esta sorprendente cifra, la de los 200 millones de usuarios activos al día, supera con creces los 161 millones de usuarios con los que cuentan las historias efímeras de Snapchat. En el caso de Instagram, la red social entiende como «usuarios activos» tanto a aquellos que publican una historia efímera como a aquellos que reproducen las historias de sus amigos.
Por supuesto, Instagram ha contado con una ventaja con la que desde Snapchat no podrían ni siquiera haber soñado en su estreno en el mercado: la red social de fotografías contaba con una base superior a los 500 millones de usuarios mensuales en el momento de lanzar las Stories, y en lugar de separar las historias efímeras en una aplicación independiente, simplemente se limitó a introducir esta función en la parte superior de la interfaz.
Lo que todavía está por ver es si Facebook consigue replicar este éxito en el resto de su catálogo de aplicaciones. La compañía está haciendo todo lo posible por introducir las historias efímeras en nuestras vidas, y da igual que tratemos de ocultarnos en WhatsApp o en Facebook, porque las Stories han llegado ya a ambas plataformas. Pero una cosa son los números, y otra los sentimientos que se están gestando entre los usuarios.
Los geostickers llegan a más países, y otras novedades en las Instagram Stories

 

Por otra parte, Instagram ha aprovechado la ocasión para introducir algunas novedades en las Stories. Además de la nueva función de Instagram Direct, la red social se ha actualizado con diferentes herramientas para personalizar nuestras publicaciones. Podremos, por ejemplo, convertir nuestros propios selfies en stickers, mientras que la opción de geostickers se ha actualizado para incluir nuevas ciudades como Madrid.