Los españoles dedican un 31% menos de tiempo a Facebook que hace tres año

Facebook se mantiene como la red social más utilizada por los españoles, aunque la edad media de sus usuarios ha crecido y ha experimentado una disminución del tiempo que le dedican los usuarios del 31% entre los años 2014 y 2017.

La agencia The Social Media Family ha elaborado un análisis del uso de Facebook por parte de los usuarios españoles durante el último lustro, revelando que la plataforma ha perdido peso en la sociedad española y que incluso perdió un millón de usuarios en 2017 con respecto al año anterior.

En este sentido, el 85% de internautas interactúa en redes sociales, y Facebook creció en usuarios activos un 14% entre 2016 y 2017 y facturó un 47% más. Estos datos se basan en el final de 2017 y no tienen en cuenta el estancamiento global en el número de usuarios activos de la red social anunciados este miércoles, que mantienen en 1.470 millones frente a las previsiones de 1.490.

El informe anual de uso de redes sociales en España indica que el número de usuarios de Facebook en España ha pasado de 20 a 23 millones entre 2014 y 2017, lo que significa un aumento del 15%, aunque entre 2016 y 2017 tuvo lugar, por primera vez, un retroceso de un millón de usuarios con respecto a los 24 millones del año anterior, lo que supone una bajada del 4,16%.

En lo relativo a otras plataformas, Twitter en 2014 contaba con 3,5 millones de usuarios en España, que en 2017 se han convertido en 4,9 millones. Por otro lado, Instagram era utilizado por 7,4 millones de usuarios en territorio español durante 2014, para pasar a 13 millones en 2017.

La edad media de los usuarios de Facebook ha ido aumentando con el paso del tiempo, puesto que en 2016 el 63% de sus usuarios se encontraba entre los 18 a 40 años de edad; en cambio, en 2018 la cifra relativa al rango de 18 a 40 años ha bajado, ocupando el 52% de los usuarios.

El tiempo que pasan los españoles en Facebook ha experimentado una caída del 31% entre 2014 y 2017, con una hora y tres minutos diarios, según los datos de IAB Spain. Con 153 minutos al día, los españoles le dedican más tiempo a WhatsApp que a Facebook sigue siendo la red social más utilizada entre 2015 y 2018, con un 90% de los usuarios, aunque según datos de IAB Spain, la plataforma se sitúa apenas como la sexta mejor valorada por sus usuarios, detrás de otras como WhatsApp, YouTube, Instagram o Spotify.

Así será tu próximo WhatsApp

Los stickers y las videollamadas grupales son algunas de las funcionalidades que potenciarán el servicio de mensajería.

Whatsapp anunció la llegada de novedades importantes que agregarán servicios muy esperados por los usuarios. Esta vez no se trata de rumores, sino de un anuncio oficial que se dio en el marco del Facebook F8 2018, la cita dedicada a los desarrolladores y a las novedades que veremos en todas las plataformas de propiedad del grupo de Mark Zuckerberg.

Entre otras cosas, Whatsapp confirmó la llegada de los stickers que los usuarios podrán aplicar a sus conversaciones, tal como desde hace tiempo es posible hacer en Telegram, el rival por excelencia en el campo de la mensajería instantánea. Los desarrolladores podrán crear sus propias imágenes personalizadas y dejar que los usuarios las utilicen en sus chats una vez instaladas como colección.

Así, la plataforma estará abierta a desarrolladores externos, al igual que Telegram, Messenger, Line y WeChat. El funcionamiento será casi idéntico al de las otras aplicaciones, con los stickers que aparecerán directamente en la conversación sin la clásica ‘burbuja’ que contiene los otros mensajes.

Pero los stickers no son la única novedad que WhatsApp presentará en sus próximas versiones. En particular, se anunció el esperado desembarco de las videollamadas grupales. Por fin, los usuarios podrán usar el sistema de mensajería no solo para escribir en los chats de grupo, sino también para realizar llamadas con múltiples asistentes.

Todavía no está claro cuántos participantes podrán conectarse al mismo tiempo a una videollamada grupal, pero, durante la demostración en el escenario, la directora de Whatsapp, Mubarik Imam, mostró imágenes en las que aparecían cuatro ventanas. Según lo visto en la F8, la videollamada múltiple se podrá iniciar directamente desde un grupo existente o seleccionando los usuarios de la lista de contactos. Un servicio de vídeo chat también fue anunciado para Instagram.

Finalmente, WhatsApp fortalecerá su presencia en el ámbito de los negocios para mejorar el enfoque iniciado con el lanzamiento de WhatsApp Business a principios de este año. La aplicación dedicada al mundo del trabajo seguirá siendo gratuita, pero la compañía podría comenzar a cobrar a las grandes empresas para otorgar el acceso a nuevas herramientas con las que llegar a más personas.

WhatsApp alcanza hoy números estratosféricos y en el Facebook F8 2018 se habló de más de 65 mil millones de mensajes procesados todos los días, con más de 450 millones de usuarios activos a diario. Mubarik Imam también dijo que cada día se realizan más de 2 mil millones de minutos de llamadas vídeo y audio a través de la aplicación de mensajería instantánea.

Facebook Jobs, el servicio para buscar empleo llega a España

Esta claro que Facebook, la red social liderada por Mark Zuckerberg, quiere obtener más cuota de protagonismo en internet, visto el éxito de otras compañías con sus servicios quiere cumplir con el ejemplo ofreciendo a sus usuarios más opciones como la que pronto va a estar disponible en una cuarentena de países, incluido España.

Y es que Facebook ha informado en breve integrará la funcionalidad para encontrar trabajo, o lo que es lo mismo, Facebook Jobs que ya estaba activo en Estados Unidos y Canadá desde hace unos meses y pronto lo va a estar en nuestro país.

La herramienta de Facebook para buscar trabajo

Como os iba contando, aunque en el momento de escribir este artículo esta funcionalidad aún no está operativa, en breve tendremos disponible Facebook Jobs, el servicio para encontrar trabajo desde el que podréis buscar empleo directamente desde la red social.

De este modo, la red social incorpora un nuevo servicio que no cabe duda que la hace aún más social, valga la redundancia, permitiendo a empresas publicar sus ofertas de empleo directamente desde sus paneles de administración, detallando los datos como la vacante, el salario y otros pormenores.

FACEBOOK QUIERE CONVERTIR SU RED SOCIAL EN UN TODO-INCLUÍDO, DOTÁNDOLA DE SERVICIOS DE TODO TIPO PARA SUS USUARIOS

Facebook Jobs, un todo-incluído

No cabe duda que la compañía quiere potenciar un servicio que contará con la posibilidad de filtrar los anuncios en función de la localización y proximidad del usuario, y categorizar las ofertas por diversos factores como por ejemplo el tipo de trabajo, con la finalizar de acotar los resultados de búsqueda.

La implementación de Facebook Jobs y su uso supondrá para los usuarios de la red social más agilidad en los trámites de acceso a estas ofertas ya que en caso de estar interesados podrán presentar candidatura, y en este sentido al aplicar se facilitarán los datos del perfil a la empresa.

Esta última podrá ponerse en contacto con el usuario por medio de otra app, como no podía ser de otra manera Facebook Messenger será la elegida.

Así que sólo nos queda espera a que esta funcionalidad esté operativa, de momento podéis acceder vía online aquí, y en breve en la app de móviles y en el Marketplace.

¿Qué os parece la incorporación de esta herramienta?

Mark Zuckerberg tiene una sóla norma para contratar empleados en Facebook

Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, uno de los hombres más importantes del mundo y un más que evidente candidato a la presidencia de EEUU, tiene una norma muy simple, para contratar a su personal más cercano, a su gente de confianza: «Nunca debes contratar a nadie para que trabaje para ti a menos que sepas que tú trabajarías para ellos en un universo paralelo».
Puede sonar extraño esto del universo paralelo, pero lo que Zuckerberg viene a decir es que si ‘tú estuvieras buscando un trabajo, ¿estarías cómodo trabajando con esa persona?’ Creo que si la respuesta es que no, estás haciendo algo adecuado, pero no estás actuando lo estás haciendo tan bien como deberías». Así lo ha explicado en el podcast ‘Master of Scale’, el programa que dirige Reid Hoffman, el cofundador y directivo de LinkedIn.
Sin embargo, esta norma podría decirse que no es suya, sino que se la enseñó Sheryl Sandberg. Su actual CFO ha sido durante años la mano derecha del fundador de la red social, pero antes fue la jefa de publicidad de Google y también la jefa de personal del Secretario del Tesoro de Estados Unidos.

Según Zuckerberg, el fichaje de Sandberg no fue sencillo y le llevó su tiempo. Tras conocerla en una fiesta de Navidad en 2007, se reunió con ella en múltiples ocasiones para hablar de cómo entendía Facebook y cómo la veía en un futuro. Pasados unos meses, Sandberg se convirtió en la segunda persona más importante de la compañía.
Muchos expertos opinan que la entrada de Sandberg en 2008 fue lo que permitió que Facebook esta se expandiera internacionalmente y creciera hasta convertirse en lo que es hoy: un imperio audiovisual que cuenta con información personal de ya casi dos mil millones de personas de todo el mundo.»Sheryl es mucho más fuerte que yo en muchas cosas y eso me hace mejor y hace que Facebook sea mejor», sentencia.

El gran «ataque» de Facebook a la televisión

No es secreto alguno el hecho de que Facebook tenga intenciones de lanzarse al mundo televisivo. Hace tiempo que se viene rumoreando las intentonas de Mark Zuckerberg por ampliar su negocio porque -recordemos- Facebook no es una simple red social.
La compañía, según ha publicado «Business Insider», está produciendo sus propias series de televisión y «reality shows» para empezar a emitir a partir de junio.
«Facebook planea tener cerca de dos docenas de espectáculos para este arranque inicial y tiene múltiples shows en producción», asegura la publicación. Al parecer, Zuckerberg basará su estrategia televisiva en dos tipos de contenidos: por un lado, habrá programas largos y de gran presupuesto, como los que tiene la televisión actual, y que podrían estar producidos por Verizon; y, por otro, quiere producir otros más cortos y de menor coste, de entre cinco y diez minutos, que se irían emitiendo cada día.
De esta manera, Facebook desempeñará un papel mucho más efectivo en el control del contenido que aparece en su red social, con casi 2.000 millones de usuarios. Pero, según «Business Insider», la estrategia también es conseguir «retener a los usuarios, en particular un grupo demográfico más joven». Es decir, la producción de series propias por parte de Facebook es una herramienta más con la que hundir a Snapchat: «Están obsesionados con Snapchat», ha declarado una fuente al medio especializado. Sin olvidar, además, que la publicidad juega en este aspecto un papel importante.
La compañía va a recaudar mucho dinero insertando anuncios publicitarios propios de la televisión tradicional. Habría que ver cómo reacciona el usuario.
Aunque «Business Insider» asegura que Facebook se ha negado a hacer comentarios a este respecto, esta nueva estrategia está dirigida por Ricky Van Veen, un joven de solo 30 años que, aunque en España no es conocido, sí lo es fuera de nuestras fronteras. Este joven es el creador de «CollegeHumor», una comedia muy popular de Los Angeles.
Series con realidad virtual

«El pequeño equipo de Ricky Van Veen se ha reunido con compañías de producción y audiencia para presentaciones los episodios de cinco a 30 minutos de duración que se emitirán en una versión renovada de la pestaña de video de Facebook», asegura el medio especializado. De hecho, este tipo de contenido se está comparando con la popular «House of Cards» de Netflix.
Además, la realidad virtual (VR) sería clave en uno de estos pequeños contenidos. Se trataría de un programa de citas «en el que los participantes se conocerían primero a través de la VR y después en la vida real». Conde Nast Entertainment, según «Business Insider», podría estar detrás de este proyecto.
Contar con estrellas de Hollywood y producir contenido deportivo son otros de los «ases» que Facebook se guarda en la manga porque, de momento, todo está en el aire, aunque la compañía parece que tiene intenciones de dar el salto en junio, concretamente el día 17, cuando comienza el festival de publicidad de Cannes Lions.
La nueva estrategia de video enfrenta a Facebook directamente contra YouTube, que también va a producir series originales con famosos de la talla de Ellen DeGeneres, Kevin Hart o Katy Perry.

Facebook contratará a 3.000 personas para frenar el contenido violento

Facebook va a añadir 3.000 personas a su plantilla para revisar los vídeos de la red social. Después de sucesivas y bochornosas emisiones, Mark Zuckerberg, su consejero delegado, ha anunciado en su perfil la decisión de añadir un alto número de empleados, humanos, para tratar de frenar las emisiones de suicidios, tiroteos y asesinatos en tiempo real.

En las últimas semanas Facebook ha visto cómo su plataforma se ha convertido en un nicho de violencia en tiempo real. Los Live, vídeos emitidos en directo desde el móvil, difundidos con facilidad y una gran dosis de viralidad y una de las grandes apuestas de la red social para mantener a los usuarios dentro de su servicio, tienen algunas aristas. En Tailandia un padre mató a su hija de 11 meses y después se suicidó. El asesinato se emitió en directo, no así el desenlace final.
El mes pasado Steve Stephens, de Cleveland, asesinó a Robert Godwin Sr, de 74 años. Antes había confesado sus planes, en la misma plataforma, con otro vídeo en directo. Después, también se suicidó.

“Me parte el corazón cuando veo vídeos así. Nos hacemos daño a nosotros mismos, a otros…”, ha publicado en su perfil.

El directivo desveló que ya cuenta con 4.500 personas que revisan los vídeos y que esta nueva hornada de supervisores de contenido se contratará a lo largo del año. Algo que, a su parecer, es un plazo corto. “Si queremos hacer que la comunidad esté segura, tenemos que responder con agilidad. Además, vamos a trabajar para que sea más fácil denunciar y que podamos tomar medidas más rápido. Ya sea para ayudar a alguien que lo necesita o dar de baja un mensaje de inmediato”, añade.
La primera en responder a esta medida ha sido Sheryl Sandberg, la número 2 del servicio, con un mensaje de apoyo: “Nuestra prioridad número uno es mantener segura a la gente. No vamos a parar hasta que lo hagamos bien”.

«Nuestra prioridad número uno es mantener segura a la gente. No vamos a parar hasta que lo hagamos bien»

El propio Zuckerberg se disculpó durante su conferencia anual. Reconoció la lentitud para reaccionar. La contratación de 3.000 personas es la primera reacción a su gran quebradero de cabeza, pero no la única. Desde el punto de vista tecnológico quieren añadir patrones de reconocimiento de imágenes que les ayuden a revisar antes y, en caso de ser necesario, avisar a las autoridades. “En primer lugar, nadie debería pasar por una situación así, pero si pasa, que sepan que estamos aquí para ayudar”, concluye.

Facebook prueba un proyecto de mensajería que se autodestruye en una hora

La red social Facebook ha puesto en marcha un proyecto de mensajería efímera, al estilo Snapchat, con mensajes que se autodestruyen revelóEuropa Press. La prueba se ha puesto en marcha en Francia, para usuarios de Android e iOS del Facebook Messenger. Los mensajes se autodestruyen en una hora tras ser enviados. Para activar esta funcionalidad, los usuarios tienen que pulsar sobre un icono de reloj de arena en la esquina superior derecha de la pantalla de la aplicación. La desactivación funciona igual. En 2013, la compañía fundada por Steve Zuckerberg intentó comprar Snapchat por 3.000 millones de dólares, pero sus fundadores rechazaron la oferta. Facebook no ha confirmado.

Facebook y Tesla: conectar el cerebro a la máquina

Realidad o ficción. Tal vez estemos más cerca de la primera que de la segunda. Uno de los objetivos que se marca la industria de la tecnología es hacer del cerebro humano un órgano más inteligente. Más listo. Más completo. ¿Acaso se ha llegado a su límite? Cuando uno saca a relucir esta pregunta, de pronto, siempre hay alguien que apela al mito, erróneamente atribuido al científico Albert Einstein, sobre que los seres humanos solo utilizamos únicamente el 10% de nuestro cerebro.

Un creencia popular muy extendida y arraigada, pero que apunta a que, con entrenamiento, podemos mejorar nuestra inteligencia. El camino que han empezado a explorar firmas del sector es llevar a la sociedad algún tipo de aparato o accesorio para activar y utilizar ciertas prestaciones del cerebro. Existe una corriente dentro de la investigación neurocientífica que se muestra a favor de del transhumanismo, de la mejora humana, y de dar un nuevo impulso en la evolución hasta alcanzar llegar a lo que se ha denominado el posthumano, una «producto» humano basado en la neurociencia y la robótica. ¿Matrix?

Ya han comenzado algunas pruebas. Elon Musk, fundador de admiradas empresas como Tesla, tiene un nuevo juguete, Neuralink, una firma de investigación que propone conectar el cerebro a un ordenador en cuestión de cuatro años. ¿Para qué, se preguntarán? El objetivo primordial sin embargo tiene tintes filantrópicos. La idea del magnate sudafricano es poner el foco en la salud, utilizar la tecnología para ayudar a personas con lesiones cerebrales graves, es decir, acabar con las enfermedades neurodegenerativas. Pero, en la lejanía, puede contribuir al bienestar y comodidad de personas mentalmente sanas.

Para ello, según expuso la compañía en la presentación del proyecto, requiere de una interfaz que vincula, mediante unos sensores neuronales, a la persona directamente con el ordenador, permitiendo interactuar con ciertos programas son el empleo e interpretación de las ondas cerebrales. Una propuesta que desde hace décadas se está investigando en el campo de la neurociencia pero que, ahora, con la irrupción de empresas tecnológicas se puede decir que quieren anticiparse a un futuro en donde existan (tal vez en cinco o diez años) algún tipo de «gadget» comercial.

Musk no está solo en esta aventura. De la mano de una antigua directora de DARPA -la agencia de proyectos de investigación militar de EE.UU., Facebook ha puesto rumbo a un futuro conectado entre el cerebro y la máquina. Para ello, según desveló recientemente el propio Mark Zuckerberg, fundador, dueño y jefe de la multinacional americana, se requerirá de un aparato en forma de visor que, mediante una serie de sensores, traducirán los impulsos cerebrales en códigos comprensibles para un sistema informático.

Gracias a este invento, los responsables del proyecto creen que están en condiciones de asegurar que en cuestión de dos años una persona, con solo pensar una frase, automáticamente se escribirá en el ordenador. La ambición (sin límites) de la empresa que nació como una simple red social en 2004 es generar hasta cien palabras por minuto, un hito teniendo en cuenta que una persona, con sus dedos sobre la pantalla táctil de un teléfono móvil, puede escribir unas 27 palabras por minuto. Cuatro o cinco veces más rápido.

En 2012, un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan lograron fabricar un cable capaz de enchufar directamente el cerebro humano a una computadora. El ingenio era, sobre el papel, tan preciso que podía conectarse, incluso, a células individuales. También otro ingenioso proyecto supuso, en 2015, un prometedor paso. Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) desarrollaron un método para estimular el cerebro mediante campos magnéticos sin necesidad de implantes ni de pasar por el quirófano, simplemente inyectando diminutas partículas magnéticas (nanopartículas).

Conectar el cerebro a una máquina es toda una realidad. Desde hace ya varios años se está trabajando en este campo y son muchos los grupos de investigación que dedican esfuerzo en intentar mejorar la interacción entre el cerebro y una máquina, como puede ser un ordenador. Sin embargo, hay que matizar que no siempre es sencillo, y todo depende de cómo se va a llevar a cabo el control”, asegura en declaraciones a ABC Ricardo Ron, Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad de Málaga, quien sostiene sin embargo que “para poder controlar una máquina a través del cerebro es necesario poder tener cierto control de nuestras propias señales cerebrales”.

En su opinión, para poder. ejercer ese control, existen varias opciones. En un primer caso -relata- se puede ejercer un control voluntario de nuestras señales cerebrales de manera bastante efectiva pero para ello debemos esperar a que se produzca algún tipo de estímulo externo (como un flash luminoso). Dicho estímulo externo será generado por algún dispositivo. Estos sistemas funcionan muy bien y tienen como principal aplicación el que una persona pueda controlar un teclado virtual a través de las señales cerebrales con la finalidad de escribir palabras y frases.

Pero también -continúa- en un segundo caso cabe la posibilidad de modificar las señales cerebrales sin necesidad de ningún estímulo externo, sólo a través del pensamiento. “En efecto, llevando a cabo determinadas tareas mentales se puede ejercer cierto control de nuestras señales cerebrales. Estas tareas pueden ser imaginar movimientos de las manos, de los pies, realizar una operación matemática mentalmente, …) En este caso, estos sistemas son mucho más complejos de controlar, se requiere bastante entrenamiento y, por lo general, las señales de control suelen ser muy limitadas. Se sigue trabajando actualmente mucho para intentar mejorar esta interacción”, apunta este experto.

Este experto apunta además posibles usos de estos sistemas informáticos. “Teniendo en cuenta que el control de estos sistemas no es siempre evidente, uno de los usos más interesantes sería para dotar de un canal de comunicación y control a personas que sufren importantes deficiencias en sus funciones motoras”. Es el caso de los pacientes que sufren, por ejemplo, de Esclerosis Lateral Amiotrófica, los cuales pueden encontrarse totalmente paralizados. “Al no poder mover ningún músculo de su cuerpo, estos sistemas permitirían a estos pacientes poder ejercer cierto control sobre un dispositivo a través de sus señales cerebrales. A partir de aquí, las aplicaciones pueden ser infinitas, pero es verdad que siempre que se pueda controlar algún músculo del cuerpo, hay otros sistemas más eficientes en comparación con una interfaz cerebro-computadora”, reconoce.

A vueltas con el «biohacking»

Estos proyectos que tantas líneas de texto dejan tras de sí en artículos y reportajes y sorprenden a cualquiera, sugieren una cara más sombría. ¿Será posible, entonces, «espiar» la mente humana? ¿Lo que piensan? No es descabellado, pues, que determinados expertos en bioética como el profesor de la Universidad de Zurich Roberto Adorno hayan manifestado sus duda sobre estos sistemas cognitivos. Al igual que él, Marcello Ienca, de la Universidad de Basilea (Suiza), han propuesto en un artículo en Life Sciences, Society and Policy una actualización de la carta de Derechos Humanos para añadir una nueva cláusula: el «hackeo» de mentes.