El nuevo Galaxy A80 con cámara rotatoria

El Samsung Galaxy A80 apunta en la dirección que lo hizo en su día Oppo con el Find X o Xiaomi con su Mi3. Sin embargo, en estos teléfonos cada cámara tenía su parcela. Es decir, la delantera seguía ejerciendo la labor de los ‘selfies’ y la trasera quedaba para el resto de tomas. Esto supone un importante giro, nunca mejor dicho, conceptual. De esta manera tenemos una única cámara triple, equipada con un sensor de 48 megapíxeles y f/2.0, un gran angular de 8 megapíxeles con apertura de f/2.2 y un sensor de profundidad. Unas prestaciones que, por supuesto, serán muy bien recibidas por los amantes de los autoretratos.

Esto como decimos permite reducir los marcos de su frontal al mínimo y presentar una pantalla que se estira totalmente. Se trata de un panel Super AMOLED de 6,7 pulgadas que ha sido bautizada como ‘New Infinity Display’ y que cuenta con una resolución Full HD+. En su interior cuenta con un motor Qualcomm Snapdragon 7150, un procesador octacore con dos núcleos a 2,2 Ghz dual y seis a 1,7 GHz. 

Llega jalonado con 8GB de RAM, en lo que parece una combinación lo suficiente potente como para dar un buen rendimiento. La memoria, de 128 GB por defecto, no será ampliable, algo que rompe con una de las tradiciones que Samsung había respetado escrupulosamente en los últimos tiempos. 

No es la única renuncia. Samsung también sacrifica el conector jack para auriculares. Algo que muchos echarán en falta, sin lugar a duda. Los surcoreanos si que lo habían mantenido en su Galaxy S10. Solo habrá conector USB tipo C tanto para carga como para conectar tus cascos.Llegará con Android 9.0, lector debajo de la pantalla, Bluetooth 5.0 y LTE Cat.20. Su batería será de 3.700 mAh y contará con carga rápida de 25W. El precio y fecha para España aún no está disponible.

SAMSUNG EVENT : Presentación de Galaxy A7 y Galaxy A9 . Triple y cuatro cámaras en Samsung

GALAXY EVENT

El evento empieza con el presidente de Samsung que se le estropea el micrófono .

Da comienzo con la presentación hablando de la importancia que tiene los smartphones en nuestra vidas y haciendo especial mención a las selfies donde capta,os los momentos especiales de nuestra vida.

Samsung invita a la nueva innovación del futuro de los dispositivos móviles , tales como los entendemos ahora . La llaman la gran revolución del mundo digital , porque experiencia importa.

GALAXY A7

El primer lanzamiento empieza con este terminal. Triple cámara y con gran angular.

En cuanto al diseño es muy delgado con las corbaturas muy bien definidas . El cristal con un avanzado acabado le da una visión de pantalla muy amplia .

Llega en 4 colores , negro , oro , azul y rosa. Samsung está segura que algunos de esos colores son los que definen el estilo del usuario de dispositivos móviles.

La huella dactilar se encuentra en el lateral derecho , integrado en el botón de encendido. Una nueva forma de desbloquear el teléfono de manera natural y sin forzar movimientos.

En Samsung la cámara frontal cobra mucho protagonismo con las selfies. La cámara delantera como la trasera cuenta con 24 megapixeles .

Las imágenes panorámicas serán diferentes y ahora los galaxy A series cuentan con gran angular.

GALAXY A 9

El primer teléfono con QUAD CAMERA (cuatro cámaras ) hasta la fecha.

Diseño hecho con elegante aluminio fabricado con una nueva fórmula ANODIZING PROCESS y disponible en cuatro colores :

-CAVIAR BLACK

-LEMONADE BLUE

-BUBBLE GUM PINK

-PURPLE

La pantalla crea una experiencia inversiva de punta superior a la inferior . Samsung asegura que es el dispositivo perfecto para ocio y multitarea.

La seguridad para desbloquear están habilitadas las opciones de huella dactilar o de reconocimiento facial.

El almacenamiento es de 128GB , pero con tarjeta micro SD llegaría hasta un máximo de 512Gb extra, lo que harían tener más de 600gB . Más que algunos ordenadores portátiles.

La batería de 3800mh y con carga rápida.

La cámara frontal cuenta con 24 Megapixels con el control de la iluminación en tiempo real durante la fotografía .

La mejor pantalla del mercado según DisplayMate es la del Samsung Galaxy S8

El pasado 29 de marzo, los chicos de Samsung presentaron de forma oficial el nuevo Galaxy S8 y S8+, unos dispositivos sin bordes laterales con unas pulgadas de 5,7 y 6,2 respectivamente. DisplayMate ya ha tenido la oportunidad de hacerse con una unidad y ha realizado un completo análisis del mismo obteniendo la puntuación más alta hasta el momento.

La pantalla del S8 es la más innovadora y la que más alto rendimiento ha ofrecido desde que inició la aventura la compañía, por lo que la puntuación que ha obtenido es A+, la máxima que puede ofrecer la compañía. Entre las características que le han permitido a Samsung obtener esta puntuación encontramos:
El máximo brillo en un smartphone con 1.020 nits

Gama de color nativa con el 113% del estándar de imágenes en movimiento DCI-P3

227 puntos de contraste en luz ambiental.

La resolución más grande en una pantalla según su tamaño: 2960×1440

El porcentaje de variación de brillo según el ángulo de visión es del 29%.

La respuesta a los reflejos es de tan solo 4,5%

El iPhone 7, este ofreció unos resultados de 602 bits si hablamos del brillo máximo de la pantalla, una gama de colores propia de un monitor 4k, el ratio de contraste es de 1762 y el porcentaje de reflejos se sitúa en el 4,4%.El iPad Pro gracias a su capa anti-reflejante nos ofrece un porcentaje mucho más ajustado, 1,7%.

Así era el primer GALAXY 

A estas alturas, ya hemos dicho de todo sobre el Samsung Galaxy S8, el nuevo móvil del que nadie podrá dejar de hablar hasta que se lance el próximo iPhone. Lo hemos probado,hemos visto sus accesorios,hemos imaginado cómo funcionaría como ordenador,hemos dicho que no es revolucionario y, por último, quesu seguridad puede burlarse con una fotografía.Publicidad

La importancia del Galaxy S8 es evidente para cualquiera que esté un poco metido en el mundo de la tecnología, pero en el año 2009, nadie conocía a la gama de teléfonos Galaxy. El primero de todos se llamaba Samsung I7500 Galaxy y se puede considerar perfectamente el abuelo del nuevo lanzamiento de la compañía.

El primer Galaxy llegó a los mercados internacionales en junio de 2009, contaba con un potentísimo procesador de un sólo núcleo a 528MHz, la apabullante cifra de 128MB de RAM y la ultimísima versión del casi recién estrenado sistema operativo de Google, Android 1.5 Cupcake. No tenía bluetooth, no tenía soporte para Flash, pero sí tenía una pantalla AMOLED, lo que se convertiría en un signo de identidad de los teléfonos de Samsung.

Por no tener, no tenía ni la característica interfaz de los móviles Samsung, TouchWiz, que por el año 2009 existía sólamente en los móviles de la compañía que funcionaban sobre Windows Mobile o Symbian, los dos sistemas operativos para móviles inteligentes más populares por aquel momento. Otros dos móviles de la empresa, el Omnia HD y el Omnia II, eran los niños mimados en comparación, pero el público vio en la interfaz original del Galaxy.

Aún así, el Galaxy lo tuvo muy complicado para competir, pues Android por aquel entonces era, hablando en plata, una basura. Google se vio de la noche a la mañana con un sistema operativo móvil que estaba muy por detrás de lo que Apple había conseguido con iOS y, para colmo, que estaba en un principio pensado para interfaces tradicionales, esto es, para funcionar con botones y no con pantallas táctiles capacitativas.

Publicidad

Por aquel entonces ya había pantallas táctiles en los teléfonos, ojo, pero se manejaban con un stylus. Que el Galaxy no tuviera uno y apostara por imitar lo que Apple había hecho, lejos de ser revolucionario y positivo, se vio en muchos círculos como una imitación de poca monta. Es una etiqueta que muchos han querido seguir poniendo a los teléfonos de Samsung, tras muchos pleitos por parte de ambas compañías y muchos modelos lanzados al mercado, con cada vez mayor éxito para los Galaxy.

El Galaxy I7500 fue sucedido por el decepcionante Galaxy Spica, que era menos potente y apenas tuvo éxito. Su segundo heredero, sin embargo, fue el Galaxy S, el primero de esta gama y que se lanzó en junio de 2010. Desde entonces, año tras año, Samsung fue sumando números después de la S y cosechando cada vez más éxito. En un momento dado, incluso fabricaron teléfonos para Google: el Galaxy Nexus fue quizá el más destacado entre ellos.

Lo que está claro es que si la marca ‘Galaxy’ se ha convertido en un símbolo y un referente dentro del mundo Android ha sido porque sus dispositivos han sido de calidad, porque han servido para demostrar el potencial del sistema operativo y, también, porque han estado ahí desde casi el primer día.